fbpx

Jamón de Bellota Ibérico 75% Raza Ibérica D.O. Guijuelo

293,30

Jamón de Bellota Ibérico 75% Raza Ibérica D.O. Guijuelo

Este Jamón de Bellota Ibérico 75% de raza ibérica, ofrece un sabor intenso y delicado, rico en matices fruto de su lenta maduración de entre 36 y 48 meses en las bodegas de Guijuelo.

Destaca su primer ataque dulce al paladar ya que, por la altura y las condiciones climáticas de la zona. el proceso de salado es más suave que el de otros jamones.

  • Precio kilo: 32,59 € (IVA incluido)
  • Peso: 8,7-9kg.

Jamón de Bellota Ibérico 75% Raza Ibérica D.O. Guijuelo

El color de su carne va del rosa al rojo cereza y sus infiltraciones de grasa ofrecen un aspecto lustroso y brillante a temperatura ambiente. Fruto de su prolongada curación es también muy rico en aromas que pueden variar con la añada, desde los aromas herbales, frutos secos, etc. siempre recordándonos a la dehesa de sus orígenes.

Este Jamón de Bellota Ibérico está certificado por la Denominación de Origen Guijuelo, entidad de máximo prestigio y decana entre las Denominaciones de Origen del Ibérico.

Sus controles de calidad para este producto resultan en unas exigencias mayores a las habituales certificadoras.

La procedencia del Jamón Bellota Ibérico 75% raza ibérica se da de las extremidades traseras de cerdos ibéricos con un 75% de raza ibérica certificada, resultado de cruces selectos. Durante la montanera, disfrutan de una alimentación basada principalmente en las bellotas de las encinas, alcornoques y robles que consiguen campeando en semilibertad por las dehesas.

CURACIÓN

  • 36-48 meses

PESO

  • 8,7-9 kg.

ALÉRGENOS

  • No contiene alérgenos.
  • PRODUCTO APTO PARA CELIACOS.

CONSEJOS DE CONSUMO Y CONSERVACIÓN

  • El producto se presenta envuelto en papel antigrasa y funda de algodón, por lo que está listo para su consumo inmediato.
  • Consumir preferentemente a temperatura ambiente: 20-24ºC.
  • Mantener en lugar fresco y seco, incluso una vez empezado el corte del producto en el jamonero.
  • Una vez acabado de cortar el producto a cuchillo, cubrir la superficie del corte con finas láminas de grasa para evitar la oxidación del mismo. Si no se va a cortar más en un espacio de tiempo prolongado, recubrir con papel film el corte y la grasa protectora y cubrir la zona con un trapo de algodón para impedir que la luz pueda modificar su color.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad